La hostil realidad del hardstyle en Latinoamérica – Bassmusic® Bassmusic®
MENU

La hostil realidad del hardstyle en Latinoamérica

Hace bastante tiempo quería realizar una nota referente a la situación del hardstyle a nivel mundial que si bien se dice que se está expandiendo más y más, para mí en verdad ha llegado a su tope al menos en Latinoamérica.

Hemos sido testigos de la llegada de grandes eventos a Chile, Brasil, Argentina entre otros donde también la presencia y partida de Q-Dance marcó un antes y un después. Así también, productoras que se crearon en no más de 2 años en nuestro país, ya podríamos decir que desaparecieron con su primer evento y otras no resistieron más allá del tercero.

Caso fortuito fue el de la productora Global que realizó una serie de eventos doblegando el riesgo e inversión pero no así su producción escénica que se mantuvo bajo el mismo patrón hasta su último evento Scantraxx S.W.A.T. donde marcó una diferencia pero a la vez, anunció su retiro.

México está siendo el único país que a pesar de los altos y bajos, sigue conquistando mercado y llevando nombres de festivales importantes pero no al nivel que quizás los fans esperen como lo es el nombre de Q-Dance, pero, Q-Dance no lo és todo y lo sabemos. Así es como Dreamfields llegó a México en Guadalajara con fuerza este fin de semana y sin duda van a querer regresar.

Q-Dance por su parte, ha tenido drásticos cambios, como sacar de cuajo a Q-Base, Freaqshow y por otra parte B2s sacar a Hard Bass (su última edición será en 2019). Aparentemente, quieren refrescar las experiencias de los asistentes cambiando conceptos, nombres y con ello quitar de la industria festivales que en verdad ya no dan más para seguir reinventándolos. En verdad, esto por un lado es positivo ya que todo cambio debe ser para bien pero, es lamentable para aquellos que se integran o llevan poco tiempo en un estilo musical maravilloso como el hardstyle, no poder vivir nunca más esos eventos.

Pasó con Thunderdome y gracias a su regreso la cultura gabber revivió como el fenix. Tanto así que hasta en Chile la comunidad que se ha creado es bastante solida pero aún underground.

Creamfields el año anterior trajo sorpresivamente 2 artistas hardstyle pero que este año se transformó en sólo uno (Coone) por lo que también están apostando menos por el estilo debido a que la tendencia es otra. Wondergates realizó una gran versión indoor pero debido a una serie de problemas internos la imagen de la producción se ha visto un poco afectada.

Por otra parte, algunos esperan que Dreambeach traiga algo de Hardstyle a este nuevo festival español que arribará en Enero tierras latinas pero ¿y si no es así?.

“En todo orden de cosas veo el hardstyle muy debilitado hoy en día. Mundialmente, veo muchos cambios, veo demasiados artistas, sacan tracks muy seguidos para llamar la atención, todo es una fábrica que aumentó su producción pero bajó la calidad del producto. Y quizás por aumentar su producción se aumentaron costos y esfuerzos que no están solventando ni cerrando el círculo comercial de la industria musical”.

La escena a nivel mundial está muy forzada, muy sobre exigida y a ese ritmo puede que se funda el motor de todo y no haya quien repare la enorme máquina de la industria del hardstyle. Sumado a ello, está la reacción del público consumidor que obviamente cada vez es más exigente y antes de comprar ticket, preferirá que toda la información necesaria esté sobre la mesa para asegurarle realmente una gran experiencia que en estos días se ha generado más ilusiones que resultandos tangibles.

Nos acostumbramos a grandes producciones en eventos Hard dance a un costo accesible pero hoy en día, las producciones son relativamente costosas y poco novedosas, es decir, la mal inversión hace que los festivales finalmente terminen endeudados dado que el público no está apto a pagar esa cantidad de dinero que solicitan en un ticket. No es que lo quieran gratis, es que simplemente, no cuentan con los ingresos suficientes para estar presente donde siempre quieran estar.

Si hay un evento que ha sobrevivido, es Creamfields a nivel masivo y a nivel boutique, Trippyland.

Habrá que esperar si Wondergates logra el éxito que requiere para mantenerse en pié o bien el éxito de una marca nueva como Dreambeach para ver si logra establecerse en Chile y levantar lo que hoy está muy cerca del suelo…

Author Marco Hammer

CEO, Founder & Graphic designer who has been working on the hard dance scene since the 2007 till now.

COMÉNTANOS CON TU CUENTA FACEBOOK

Ads

Language


Lo último del hardstyle

PRÓXIMOS EVENTOS